El Tren de Peñasco

Me despertó un lamento

desiertoaltar

largo, profundo, hondo

…y recordé el desierto.

…y recordé la muerte.

 

Era un llamado del tiempo…

 

Un lamento duro, hondo, sonoro

…de la Sierra Negra.

Que en sus lánguidos ecos deja

…pedazos tristes de su historia.

 

Era un grito ancestral, longevo…

 

Más que sangre y sudor humano

vertidos al compás del marro.

…levantando el polvo.

…clavando el hierro.

Era un llanto de la tierra misma…

 

Malpaíces, Sandieguitos,pinacate1

…que reclaman su olvido.

Pápagos que de su arena emergen,

…señalando su exterminio.

 

Era el despertar de la sangre yerta.

 

El mounstruo de hierro importunó al tiempo

y los dueños de las dunas emergieron

…cual fantasmas de arena.

…vibrados por los rieles.

 

¡Sí! me despertó un lamento viejo.

 

AJCHR 4-02-2012

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s