Me canso ganzo…

El Marlin Rojo

El nuevo Presidente de México Andrés Manuel López Obrados tiene ya tiempo marcando siempre el tema nacional y por supuesto, ahora que finalmente logra ponerse la banda presidencial, contra viento y marea y a pesar de enfrentar una campaña indiscriminada en su contra tanto mediática como por el ciberespacio. Este último “Me canso Ganzo” realmente marca precisamente la forma con la que le gusta gobernar a Don Andrés Manuel, con la sonrisa en la boca y siempre buscando suavizar las cosas, mas sin dejar de poner el dedo (o la palabra) en el renglón.

La propuesta de sus 100 puntos no deja de ser ambiciosa y remembra sin duda algunas prácticas dinosáuricas del partidazo, sin embargo, dentro de todas estas propuestas por mas descabellada que se antojen, se observa un ingrediente que jamás pudimos ver o atestiguar quienes ya tenemos más de cinco décadas soportando un Estado- Gobierno-Sistema que lo último que realmente le pudiera interesar es el bienestar del pueblo yde los mexicanos, antes al contrario, todos sus esfuerzos han sido encaminados por mantener a las grandes mayorías bajo el yugo de una privilegiada y poderosa minoría, política y económicamente hablando.

López Obrador pone varios ingredientes en la balanza que realmente pueden ser la gigantesca diferencia a cualquier gobierno antecesor: Honestidad como bandera frontal del individuo y como forma de vida y de gobierno; Combate total a la Corrupción, con medidas bien definidas y utilizando el principio de ”predicar con el ejemplo” y la garantía de la “Aplicación de la Ley-Estado de Derecho”.

Paralelo a esto, contrario a lo que de inicio en su campaña había propuesto, ahora plantea mantener el esfuerzo que como plan piloto se aplicó en Los Cabos con tan excelentes resultados y que fue la coordinación de varias fuerzas policíacas (PGR, PGJE, Municipal) y los cuerpos militares del Ejército y las fuerzas Armadas de México: Secretaría dela Defensa Nacional (a cargo del Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana) y la Secretaría de Marina (a cargo de la Armada de México), en una sola coordinación, trabajando de manera conjunta y de la mano, sin celos estúpidos y protagonismos vanos.

Todo esto, conformado ahora en lo que se da a llamar la Guardia Nacional.

En Los Cabos, a este modelo se le añade el apoyo total de los grupos empresariales de la región, quienes le apuestan desde hace ya más de dos años a que sea esta fórmula la que salga adelante invirtiendo en un cuartel general y en la contratación de nuevos efectivos para ir poco a poco reemplazando a los elementos militares que tuvieron que ocupar espacios de quienes salieron por no cumplir con el mínimo requerido de los requisitos para ser guardianes del orden.

O sea, la apuesta final, es que las fuerzas militares regresen a sus cuarteles o a dar certeza de nuestra soberanía nacional de manera general, más no de manera específica, salvo cuando sean llamados para alguna acción urgente y extraordinaria.

Los empresarios de Los Cabos han declarado que mantienen la bandera arriba apoyando el esfuerzo que se venía realizando con las juntas de coordinación quincenales y el contacto directo con las fuerzas armadas, esto es, la confianza está dada y planteada en la mesa,con la promesa de no bajar los brazos y mantener el destino de Los Cabos libre de cualquier amenaza de delincuentes y facinerosos que pretendan amenazar el futuro de un punto turístico tan importante para nuestro país.

De la misma manear se observó el apoyo del gobierno estatal al integer3ars desde el inicio a esta coordinación y apoyando también con inversión para una academia  y un espacio para los activos militares, lo cual vino a reforzar este proyecto piloto que finalmente ha dado resultado y que ha ido la razón de que de alguna manera se piense aplicarlo en la república Mexicana, sobre todo en los puntos más candentes que reportan actividad inusitada delincuencial.

Ahora bien, el “Me canso ganzo”de Andrés Manuel, no es más que una frase que expresa de mejor manera su carácter y decisión, dejando entrever la gran convicción y seguridad de lo que tiene planeado llevar a cabo, subrayando entre líneas, que definitivamente piensa lograr lo que pregona contra viento y marea.

Para darle un marco más interesante, Andrés Manuel pone en la bolsa del mercado esta doble sesión de poderes, la protocolaria que exige la Ley y el parlamento por un lado, y la social por el otro, esto es, la recepción del Bastón de mando de más de 60 etnias, pone un nuevo ingrediente en el panorama político y crea una imagen nueva en la conciencia mexicana.

Sin lugar a dudas que será interesante observar cómo se desarrolla éste fenómeno social y seguramente ya algunos especialistas lo estarán planteando en algún lugar, pero definitivamente, este nuevo ingrediente político viene a incentivar la confianza de aquella parte del pueblo mexicano que hasta el momento ha sido menospreciado y abusado (además de ignorado,pisoteado, ninguneado, aplastado, despreciado, etc.) por ya casi cien años.

Y lo peor de todo, es que esta parte del pueblo, es la inmensa mayoría. Sumándosele ahora, por las acciones delos últimos gobiernos y el incremento de la delincuencia, la otrora clase media mexicana, que por lo que se ve, ahora ya bajó su nivel y pasó a formar  parte del groso de los mexicanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s