El Marlin Rojo

  • LOS MALES DEL BORDO (¿Temporada 1 episodio 4?)
  • Urgente regular el transporte urbano en Los Cabos
  • Y los paradores apá?

 

Ángel Jorge Chávez Rodríguez

LOS MALES DEL BORDO (¿Temporada 1 episodio 4?)

Pareciera una serie de televisión esto de hablar del Bordo de Cabo San Luca, pero desafortunadamente, este espacio es primordial en cuanto a imagen tanto para quienes habitamos en Los Cabos como para nuestros visitantes de La Paz y de otros lugares del planeta. Es por eso que este túndetelas se ve obligado a traer una y otra vez el tema a este pedazo de papel que nos permite Diario El independiente compartir con la comunidad.

Ahora nos vemos obligados a comentar que el espacio que se encuentra contiguo a la Plaza de Toros  “La Sanluqueña”, ahora tiene, (además de las cuadras de caballos en donde se tiene el servicio de Equino terapias) un espacio que pareciera estacionamiento de yates (mal estacionados por cierto) y además, a alguien o a alguna empresa se le permitió poner muebles usados a un costado de las cuadras dando un marco visual como si fuera un “Swap Meet”, Mercado sobre ruedas o de subastas al estilo gringo, en donde se pueden ver muebles usados de cocina, de hoteles, restaurantes o vaya usted a saber de qué negocio, pero el caso es que tanto el Yaterío, como el basurero de muebles y las caballerizas (que por cierto ofrecen a la nariz del que pasa por el lugar toda una experiencia de primer destino, que seguramente Hawái o Cancún nos estarán envidiando.

Así que ahora podemos ofertar al turista, además de los viajes en camello, o en carros de carreras, o de visita a las ballenas, un viaje extremo visual y de olfato por el bordo de Cabo San Lucas.

¡Ha! y todo esto, sin tomar en cuenta el problema vial que comentamos la semana pasada de los Jet Skies y que la SCT finalmente está construyendo el puente de regreso que fue olvidado en el proyecto inicial en la Leona Vicario con el Bordo, en donde una vez más se ven las maquinarias y gente trabajando .

Sería prudente que tanto el IMPLAN (Instituto Municipal de Planeación), como las Direcciones Municipales de Imagen Urbana; Turismo; Ecología así como una representación de la Delegación de Cabo San Lucas, junto con quienes tienen sus concesiones en esta zona además de otras dependencias que tengan injerencia en este lugar, se sentaran a definir de una vez por todas, cual es el oficio de este lugar, que está permitido y que no, planeando siempre para el futuro del destino.

Se sabe que existe todo un proyecto para construir a lo largo de este bordo todo un parque urbano e inclusive ya hasta se realizaron algunos foros de consulta ciudadana para la realización de la primera fase que va de la Leona Vicario hasta la Cruz Roja e inclusive ya se dieron pasos para desalojar a quienes se habían apropiado de los espacios contiguos en este lugar (al parecer falta sólo un locatario).

Estoy seguro que éste proyecto será definitivamente un espacio para el usufructo de la comunidad en general así como de los turistas, así que definitivamente es necesario que se vayan tomando cartas en el asunto a lo largo de todo lo que va a ser el proyecto en general (que seguramente tomará varios años en realizarse, pues la inversión no es pequeña), porque si se permite que cada quien haga lo que se le venga en gana (como en muchas otras cosas en Los Cabos) seguiremos mandando el mensaje de que somos un pueblo sin ley ni orden.

URGENTE REGULAR EL TRANSPORTE URBANO EN LOS CABOS

rutadesHace unos días tuve que realizar un viaje a la Ciudad de México (ya no es DF) y por cuestiones de logística decidí dejar mi “Mascatuercas” (unidad móvil del Marlin Rojo) en Cabo San Lucas y viajar al aeropuerto en autobús, esos, los de La “Ruta del Desierto”. Pues bien, al subir al camión y preguntar cuanto costaba hasta el aeropuerto, el chofer me preguntó que si trabajaba allá o iba de viaje, ante mi cara de “what”, el conductor me explicó que la empresa tiene un acuerdo y a los trabajadores de la zona del aeropuerto les cobra mediante una tarjeta un precio especial. Yo le dije que no trabajaba en el aeropuerto y que tan solo iba de viaje, por lo que me cobró los 80 pesos que cuesta el viaje desde San Lucas.

Después de dejar mis maletas en un asiento y pensando en lo que ya he escrito con anterioridad sobre el transporte, decidí acercarme con el amable piloto a dialogar y de ésta plática me enteré que cada chofer trabaja 18 horas al día por tres días seguidos y descansan otro tanto (¿esto es legal?), y pude constatar cuando pasamos por San José del Cabo, como un joven que seguramente trabaja en el Aeropuerto pasó una tarjeta por una pantalla lectora que marcaba 80 pesos  e inmediatamente le marcó la cantidad de 9 pesos solamente, lo cual, me parece perfecto pues imagínese usted tener que pagar 80 pesos de ida y 80 pesos de vuelta, pues hasta debiendo sale. Definitivamente ésta es una excelente medida y va un aplauso desde aquí para quienes lograron negociar este beneficio para la palomilla que labora en esa zona.

Pues bien, platicando con el piloto de la ruta del Desierto, éste me comentó una propuesta o exigencia no sólo para los de su ruta sino más bien dirigida a las rutas urbanas  tanto de Cabo San Lucas como de San José del Cabo.

El compa (a estas alturas ya éramos compas y solo faltaban las chelas, pero pues como estaba él trabajando y de chofer, esto era imposible)  me dijo que las diversas asociaciones de transporte urbano deberían juntarse para pagar una moto-conformadora (tal vez con el apoyo de Servicios Públicos, para raspar por lo menos las calles que componen todas y cada una de las rutas  de transporte, pues esto es uno de los principales problemas de que las unidades se encuentren en pésimo estado y sea imposible tan siquiera pensar en comprar y mejorar el servicio, pues prácticamente seria improductivo.

Yo pensé posteriormente que mi nuevo campa tenía razón, es necesario darle mantenimiento semanal a las rutas de los camiones urbanos y definitivamente, el IMPLAN, el FOIS y la dirección de Desarrollo Urbano deben darle prioridad a la pavimentación de las vialidades principales  que dan servicio a estas rutas, ¿no lo creen ustedes?.

Por cierto, al regresar de la ciudad de México el domingo a las 12 del medio día aproximadamente, me fui a Cabo San Lucas  también en camión y me tocó ser protagonista de una corretiza entre el camión en el que viajaba con otro de la misma ruta (la del desierto), digo para que no me anden contando, los camiones se pasaban uno con otro en varias ocasiones poniendo en riesgo la seguridad de los viajeros, los camiones protagonistas fueron el 736 y el 742.

Y LOS PARADORES APÁ?

Otro tema que también tiene que ser prioritario para las autoridades que deciden los recursos que se aplican en este primer Destino Turístico del país, es la de ubicar, mejorar, arreglar, limpiar los diferentes paradores de las rutas del corredor turístico pero también las que están en las principales calles de las ciudades de Cabo San Lucas y San José del Cabo.

Se pude observar como en muchos lugares los camiones se paran donde no hay paradores, pero además, la gran mayoría de los que existen están abandonados y destruidos (algunos desde ODILE).

Aquí, tendían que intervenir tanto la SCT, como el ayuntamiento, inclusive se podría sentar en la mesa a algunos empresarios que tengan un espíritu social para apoyar.

Pero lo más importante, es que se aplique irrefutablemente la Ley en contra de todos los choferes y asociaciones de transporte que no respeten el pararse estrictamente en las paradas asignadas, sobre todo en el corredor turístico y en las paradas de los centros urbanos y vías importantes de ambas ciudades, San José del Cabo y Cabo San Lucas.

 

El Marlin Rojo

  • Urge controlar la pesca comercial en el Golfo de California.
  • ¡Pump up the Volume!

Ángel Jorge Chávez Rodríguez

URGE CONTROLAR LA PESCA COMERCIAL EN EL GOLFO DE CALIFORNIA

Coincido totalmente con el señor Enrique Fernandez del Castillo, cuando afirma que hasta el momento no se ha hecho nada para evitar que la pesca comercial en todas sus variantes, pero en específico las de gran altura y de mediana altura, hagan lo que se les dé l148345a gana.

Mr. Fernández del Castillo precisó que se ocupa que se creen normas que realmente protejan a las especies del mar pues se tienen dos fenómenos que lastiman; por un lado la explotación excesiva de una especie que al final las daña en su población y por otro, la pérdida de especies cuando las embarcaciones de la pesca comercial, atrapan los productos del mar con distintas redes.

Independientemente de que en los últimos tiempos se ha registrado una considerable baja en la pesca deportiva al ser saqueadas las especies reservadas para esta actividad, actividad que es el sustento principal de miles y miles de familias tanto en Baja California Sur como en otros estados aledaños del golfo del Pacífico, existen ya especies que realmente ya están en proceso de extinción como lo es la Vaquita Marina la cual tiene su principal hábitat en la zona norte del Golfo de California

En este sentido, del primero al diez de septiembre la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) realizó un congreso que reunió a todos los especialistas de la conservación mundial y en una de sus reuniones se generaron algunas recomendaciones importantes para el gobierno de México acerca de la conservación al mamífero mexicano, recomendación a la que se sumó la organización internacional Greenpeace.

En ese comunicado la IUCN realizó las siguientes observaciones al gobierno mexicano:

  1. La prohibición de las redes agalleras en toda el área de distribución de la vaquita.
  2. La implementación de la Norma Oficial Mexicana NOM-002-SAG/PESC-2013 y la utilización de pequeñas embarcaciones camaroneras de arrastre como alternativa a las redes agalleras en toda la pesquería de camarones del Alto Golfo de California.
  3. Incrementar la financiación y agilizar la investigación en materia de otras tecnologías y técnicas de pesca de peces de aleta para facilitar y acelerar la implementación de alternativas a las redes agalleras en estas pesquerías y constituya un grupo de examen internacional para evaluar el diseño y la implementación de este programa.
  4. Examinar los programas de compensación actuales para garantizar que se dé una compensación total a los pescadores y las comunidades que apoyan las alternativas inocuas para las vaquitas.
  5. Exhorta a todas las organizaciones, estados, patrocinadores, fabricantes de artes de pesca e importadores de pescado y marisco a apoyar al gobierno de México, facilitar apoyo técnico y financiero para eliminar las redes agalleras y promover alternativas económicas y formas de pesca que sean inocuas para las vaquitas.
  6. Recomienda a todos los involucrados y particularmente a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y la INTERPOL a ayudar a todos los países en los que se encuentran productos de totoaba en los mercados o en tránsito, entre los que se incluyen México, los Estados Unidos y otros países, a combatir el comercio ilegal de productos de totoaba.

Creo que es importante que el gobierno de México tome en consideración estas recomendaciones para el bien de las grandes mayorías que habitamos la zona noroeste del país, e inclusive considero que se debe extender a Todo el Golfo de California, para impedir que se siga saqueando sin control otras especies que de no hacerlo, estarán próximamente en las mismas condiciones que la totoaba o vaquita marina.

La vaquita marina, es una especie que sólo se localiza en el alto Golfo de California, y según los expertos es muy probable que se extinga en 2018 si no se detiene la pesca ilegal de la totoaba en la región, sin embargo, esta práctica ha crecido en años recientes, ya que el kilo de buche de esa especie se vende hasta en 20 mil dólares en China, (esto, según el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina).

 

¡PUMP UP THE VOLUME! (Súbele al Volumen)

Quien esto escribe, vivió por largos años trabajando en bares y discotecas, por lo que el tema del volumen en la música que se escucha en éste tipo de negocios no me es ajeno. Sin embargo, en los negocios en los que tuve injerencia, siempre tratamos de indicemantener un control sobre el volumen y sobre todo, cuando se trataba de espacios abiertos hacia la calle.

Hace varios años, en la ciudad de Tijuana me tocó vivir la experiencia de varios negocios tipo terrazas a lo largo de la avenida Revolución (principal avenida turística de ésta ciudad Fronteriza), que tuvieron que ser regulados al principio por la autoridad entre otros problemas, por sus altos volúmenes durante la noche y madrugada, finalmente uno tras otro fueron cerrados casi en su totalidad, creo que ya no hay terrazas en la Revolución o si las hay, mantienen un total respeto por el nivel del sonido-ruido que emiten hacia la calle.

Planteo este tema, porque he podido observar, bueno, más bien escuchar, tanto en la ciudad de La Paz como en la ciudad de Cabo San Lucas, que muchos negocios que se encuentran en las principales calles por decirlo así “turísticas” (el malecón en La Paz y boulevard Lázaro Cárdenas-Marina en San Lucas) manejan un alto nivel de volumen que creo está muy por arriba de lo permitido por la ley ambiental. No se aquí, (prometo averiguarlo), pero en el Estado de México, la Ley establece que los bares, discotecas y antros no deben pasar de los 68 decibeles. Podría asegurar que los antros a los que me refiero ¡manejan niveles de arriba de los 120 decibeles!. Cuando pasa uno por la calle frente a ellos, inclusive tiene que cerrar los vidrios del auto para poder platicar.

Parece que al estar los negocios contiguos en algunos lugares, compitieran uno contra otro en una guerra por ver quien tiene el volumen más alto, todo, para tratar de “jalar” a quienes caminan por las banquetas, que por cierto en Cabo San Lucas los fines de semana se observan muchedumbres que prácticamente impiden el libre caminar.

Es imprescindible  que la autoridad municipal en la materia, ya sea Ecología o Inspección Fiscal tome cartas en el asunto, pues la imagen que se proyecta hacia afuera es la de una total anarquía, desorden y salvajismo,  sobre todo si a la guerra por el volumen se le añade el total desorden en las calles producida por la inexistencia de autoridad alguna que regule sin descartar otras actividades de mayor riesgo, el caminar, el volumen o el tomar en plena vía pública.

En éste último punto, se entiende el permitir a turistas tomar en la calle, por razones turísticas meramente, sin embargo, creo yo que si se sigue permitiendo que todo mundo haga lo que se le venga en gana, tenemos el gran peligro de que estos espacios de recreación y “sana diversión”, se conviertan en zonas totalmente sin Ley.

Creo, que se debe reconsiderar el crear un cuerpo específico (ya existía la policía turística en San Lucas, pero al parecer no ha funcionado correctamente) que labore sobre todo los fines de semana (viernes y sábado) desde las 6 de la tarde, hasta las 4 de la mañana) y que recorra en parejas constantemente las principales calles de la zona de antros además de ubicar elementos en esas horas en varias esquinas pendientes del actuar de todos y todas en la calle.

¿Será que no quieren meterse de lleno a regular estas zonas?.