La reversa, ¿también es cambio?

El Marlin Rojo

Hay cosas que no sorprenden a los mexicanos en esta vida cotidiana y una de ellas, es que después de una increíble temporada logrando llegar al final de la liguilla en primer lugar, el equipo Cruz Azul pierda el juego de la final de una manera tan pusilánime y dejando un sabor de amargura a todos sus seguidores (quien esto escribe incluido), sobre todo porque si uno analiza el empeño, dedicación y enjundia con que los jugadores se entregaron los últimos diez partidos, (por lo menos), pareciera estar observando sobre la cancha este domingo pasado a un equipo totalmente diferente y vencido, antes inclusive de pisar tan siquiera la cancha del estadio Azteca.

El América jugó como siempre juega, con todo el corazón por delante, pisoteando los hígados y tripas que la Maquina dejó sobre la cancha, porque eso era, no más, puros “dentros”, nunca se le vio su corazón.

Sin embargo, lo que si no debería sorprender es que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador esté llevando a cabo la gran mayoría de lo que en campaña dijo iba a hacer. Esto si me llama la atención ¿Qué se esperaba?

El Peje llevaba más de 18 años tejiendo su proyecto de Nación y nadie, por lo que se está observando, podrá cambiar el rumbo que piensa dar a su gestión.

Una de las críticas que se leen en redes y en comentarios varios, es que se está “retrocediendo”. Bueno, pues realmente no debería nadie sorprenderse de que Obrador regrese a esquemas económicos y políticos que fueron terminados o cambiados por los últimos gobiernos federales. Pues no funcionó su supuesta propuesta.

Y es que, para poder retomar el sendero de lo que su proyecto busca, por lógica es necesario regresar a algunos puntos de partida y retornar esquemas destruidos, olvidados o dejados a un lado. Digamos que, la reversa, también es cambio.

Sin duda, cuando alguien se pierde en un sendero, lo primero que busca hacer es regresar sobre sus pasos, hasta el punto en que equivocó la desviación y tomo el camino erróneo, para así, retomar el rumbo hacia el destino deseado, ¿o no es así? Pues bien, eso es, según se ve, lo que en muchas de las estrategias de este gobierno de la 4ª Renovación se está llevando a cabo. Solo que en algunos casos, tal vez se tenga que retroceder hasta el inicio, al entender que por ejemplo, en el ramo de la corrupción, el sendero se equivocó desde que se le aventaron las primeras paladas de carbón a este tren que se llama “futuro de México”.

En esto de la corrupción (y que conste que no es idiosincrático de los mexicanos), quienes ostentaban el poder sexenio tras sexenio con tal de beneficiar sus bolsillos, el de sus familiares y el de sus amigos, nunca aplicaron las medidas pertinentes para que por lo menos, el daño se minimizará a patrones (diríamoslo así), “más normales”. O sea que para cambiar lo andado, creo yo, tomará varias generaciones de un paso con rienda restirada en la sociedad y una constante vigilancia en la aplicación de políticas tanto en forma, como en fondo.  Cuidándole las uñas a los gatitos.

El problema ahora es de gran magnitud para López Obrador, porque va a ser sumamente difícil para él determinar que quienes lo acompañan en este proyecto tengan la calidad moral y de honestidad de principios que él pregona tener. Tal vez por eso, se observa que se ha rodeado de gentes que ya son reconocidas en cuanto a sus “dedos inquietos” y su “lengua viperina”, porque tal vez sigue el principio de “más vale malo conocido que bueno por conocer”,  y el de “al enemigo, más vale tenerlo cerca”.

Aún así, es sumamente difícil para quienes han confiado en él desde la base de la sociedad, mantengan una fe ciega y casi religiosa con algunas decisiones que se han tomado en el arranque, por ser no muy claras o algunas inclusive incomprensibles, y para colmo, el tiempo corre en contra del Gran Peje por lo que tendrá, tarde que temprano, empezar a dar señales  más concretas para convencerlos de que ha tomado las mejores decisiones al elegir a sus colaboradores o que tiene un control total de lo que cada uno de éstos “Servidores Públicos” haga en el funcionamiento cotidiano de sus respectivas funciones en favor del pueblo mexicano.

México, sin lugar a dudas tiene que caminar por su propio sendero, no el que nos marque Estados Unidos (USA), ni el de Venezuela o Cuba. En México tenemos una realidad propia y estamos compuestos de diversos pueblos que piensan diferente, viven diferente y se gobiernan diferente, sin embargo, todos estamos conscientes de que en este tren, cada quien viaja en diversos vagones, pero todos por el mismo riel y hacia un mismo destino: ser un México con prosperidad, igualdad, justicia, respeto, honradez, respeto y amor.

Si todos y cada uno de los mexicanos ponemos en nuestra mente este objetivo, poco a poco, en unas cuantas generaciones, podremos decir que el camino está reandado.

Y, claro, así finalmente, podamos ver que el Cruz Azul gane una final.

Me canso ganzo…

El Marlin Rojo

El nuevo Presidente de México Andrés Manuel López Obrados tiene ya tiempo marcando siempre el tema nacional y por supuesto, ahora que finalmente logra ponerse la banda presidencial, contra viento y marea y a pesar de enfrentar una campaña indiscriminada en su contra tanto mediática como por el ciberespacio. Este último “Me canso Ganzo” realmente marca precisamente la forma con la que le gusta gobernar a Don Andrés Manuel, con la sonrisa en la boca y siempre buscando suavizar las cosas, mas sin dejar de poner el dedo (o la palabra) en el renglón.

La propuesta de sus 100 puntos no deja de ser ambiciosa y remembra sin duda algunas prácticas dinosáuricas del partidazo, sin embargo, dentro de todas estas propuestas por mas descabellada que se antojen, se observa un ingrediente que jamás pudimos ver o atestiguar quienes ya tenemos más de cinco décadas soportando un Estado- Gobierno-Sistema que lo último que realmente le pudiera interesar es el bienestar del pueblo yde los mexicanos, antes al contrario, todos sus esfuerzos han sido encaminados por mantener a las grandes mayorías bajo el yugo de una privilegiada y poderosa minoría, política y económicamente hablando.

López Obrador pone varios ingredientes en la balanza que realmente pueden ser la gigantesca diferencia a cualquier gobierno antecesor: Honestidad como bandera frontal del individuo y como forma de vida y de gobierno; Combate total a la Corrupción, con medidas bien definidas y utilizando el principio de ”predicar con el ejemplo” y la garantía de la “Aplicación de la Ley-Estado de Derecho”.

Paralelo a esto, contrario a lo que de inicio en su campaña había propuesto, ahora plantea mantener el esfuerzo que como plan piloto se aplicó en Los Cabos con tan excelentes resultados y que fue la coordinación de varias fuerzas policíacas (PGR, PGJE, Municipal) y los cuerpos militares del Ejército y las fuerzas Armadas de México: Secretaría dela Defensa Nacional (a cargo del Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana) y la Secretaría de Marina (a cargo de la Armada de México), en una sola coordinación, trabajando de manera conjunta y de la mano, sin celos estúpidos y protagonismos vanos.

Todo esto, conformado ahora en lo que se da a llamar la Guardia Nacional.

En Los Cabos, a este modelo se le añade el apoyo total de los grupos empresariales de la región, quienes le apuestan desde hace ya más de dos años a que sea esta fórmula la que salga adelante invirtiendo en un cuartel general y en la contratación de nuevos efectivos para ir poco a poco reemplazando a los elementos militares que tuvieron que ocupar espacios de quienes salieron por no cumplir con el mínimo requerido de los requisitos para ser guardianes del orden.

O sea, la apuesta final, es que las fuerzas militares regresen a sus cuarteles o a dar certeza de nuestra soberanía nacional de manera general, más no de manera específica, salvo cuando sean llamados para alguna acción urgente y extraordinaria.

Los empresarios de Los Cabos han declarado que mantienen la bandera arriba apoyando el esfuerzo que se venía realizando con las juntas de coordinación quincenales y el contacto directo con las fuerzas armadas, esto es, la confianza está dada y planteada en la mesa,con la promesa de no bajar los brazos y mantener el destino de Los Cabos libre de cualquier amenaza de delincuentes y facinerosos que pretendan amenazar el futuro de un punto turístico tan importante para nuestro país.

De la misma manear se observó el apoyo del gobierno estatal al integer3ars desde el inicio a esta coordinación y apoyando también con inversión para una academia  y un espacio para los activos militares, lo cual vino a reforzar este proyecto piloto que finalmente ha dado resultado y que ha ido la razón de que de alguna manera se piense aplicarlo en la república Mexicana, sobre todo en los puntos más candentes que reportan actividad inusitada delincuencial.

Ahora bien, el “Me canso ganzo”de Andrés Manuel, no es más que una frase que expresa de mejor manera su carácter y decisión, dejando entrever la gran convicción y seguridad de lo que tiene planeado llevar a cabo, subrayando entre líneas, que definitivamente piensa lograr lo que pregona contra viento y marea.

Para darle un marco más interesante, Andrés Manuel pone en la bolsa del mercado esta doble sesión de poderes, la protocolaria que exige la Ley y el parlamento por un lado, y la social por el otro, esto es, la recepción del Bastón de mando de más de 60 etnias, pone un nuevo ingrediente en el panorama político y crea una imagen nueva en la conciencia mexicana.

Sin lugar a dudas que será interesante observar cómo se desarrolla éste fenómeno social y seguramente ya algunos especialistas lo estarán planteando en algún lugar, pero definitivamente, este nuevo ingrediente político viene a incentivar la confianza de aquella parte del pueblo mexicano que hasta el momento ha sido menospreciado y abusado (además de ignorado,pisoteado, ninguneado, aplastado, despreciado, etc.) por ya casi cien años.

Y lo peor de todo, es que esta parte del pueblo, es la inmensa mayoría. Sumándosele ahora, por las acciones delos últimos gobiernos y el incremento de la delincuencia, la otrora clase media mexicana, que por lo que se ve, ahora ya bajó su nivel y pasó a formar  parte del groso de los mexicanos.

Corrupción y más Corrupción

El Marlin Rojo

El hilo de una hebra de corrupción o algo parecido nos deja entrever el caso reciente de la obra que fuera clausurada -por segunda vez-, (edificio de departamentos  frente al hotel RIU ubicada en el centro de Cabo San Lucas) por violentar el Plan de Desarrollo Urbano PDU, al no contar con los respectivos permisos de construcción y que fuera recientemente denunciado públicamente (y al parecer de manera legal también) por el exdirector de Desarrollo Urbano  Álvaro Ramírez el hecho de que su firma había sido falsificada, obligando al nuevo titular de esa área el arquitecto Ernesto Amador a actuar en consecuencia.

Se antoja casi como de película de Tom Cruise esto de la falsificación (Imaginemos a Álvaro Ramírez acompañado del Arquitecto Ernesto Amador colgando de hilos de acero al estilo de una delas películas de Misión Imposible y por supuesto, de la respectiva música). Sin embargo, no es broma ni nada de eso, es más bien para lanzar el grito al cielo,pues la clausura confirma lo que desde finales de la administración pasada, varios sectores y actores de la sociedad cabeña manifestaron insistentemente (inclusive mediante publicaciones pagadas en medios) cuando los anteriores regidores y cabildo en general aprobaron de manera “fast Trak”varios permisos entre los cuales al parecer está éste que ésta semana fue clausurado por segunda ocasión (esperemos ahora si sea de manera definitiva).

No cabe duda que ésta obra mal habida, -que se realizó  sin permiso alguno ni nada- deja entrever que seguramente habrá varias otras que se encuentran en esta misma situación y que se permitieron a cambio de chelines o favores (vaya “usté” a saber qué clase de favores). Y para ejemplo tenemos la otra obra clausurada por la misma zona hace unas semanas donde había juegos de atracción con resbaladillas y esas cosas.

De hecho, estas obras deberían ser demolidas y los responsables sancionados severamente.

No cabe duda que se observa que quienes estuvieron en la pasada administración engañaron vilmente a quienes confiaron en ellos cuando prometieron que eran honestos y que estaban haciendo las cosas correctamente ycon el pensamiento en favor del bien del municipio de Los Cabos.

Ahora con estas clausuras entramos todos en el“sospechosismo” de que seguramente en el tiempo que duró la pasada administración mientras por arriba de la mesan mostraban al pueblo la sonrisa y la bondad, por debajo de la “table” se tejían varios tejes y manejes.

Porque hasta el momento, nadie ha levantado la voz para hacer precisiones, o negar cualquier señalamiento ¿o si?

Esta obra recién clausurada no tenía MIA o sea “manifestación de impacto ambiental”, ni nada parecido, lo cual es indispensable para que cualquier obra se lleve a cabo, por tal, no se concibe que se realizara sin que ninguna autoridad supervisara o confirmara que estuviera en regla.

La Alcaldesa debería aprovechar el momento.

Así es, para la alcaldesa Armida Castro esta acción le abre la posibilidad de aprovechar el momento y darse la gran oportunidad de sentarlas bases y el ejemplo de lo que pudiera ser una administración ejemplar en la aplicación de la Ley.

Esto permitirá iniciar con todo un posible bagaje de actitudes, pues al aplicar la ley en este rubro, se podrá continuar con la aplicación de los reglamentos que hasta el momento ninguna autoridad se ha atrevido a aplicar como se marca.

Y al escribir esto, se está pensando en:

Seguridad Pública (multas por no portar el cinturón de seguridad, manejo con celular, estacionarse mal, no tener placas, etc.);

Servicios Públicos (respetar el sacar la basura, mantener limpios predios vacíos, multar a quien tire basuraen arroyos, aplicar programas de limpia de banquetas etcétera);

Agua Potable (tirar agua continuamente, tomas clandestinas, venta indiscriminada de agua en pipas –Por cierto, ante la escasez de agua, ¿QUIEN SE BENEFICIA CON ESTO?-);

Imagen Urbana, (Anuncios espectaculares, fachadas desproporcionadas, etcétera).

Comercio, (negocios ambulantes de comida sin permisos apropiados en la vía pública, restaurantes sin trampa de grasas, vendedores sin permiso en playas y en marinas, venta de carros en lugares no permitidos, etcétera.);

Sólo por mencionar algunos temas que se me vienen a la memoria.