Y esa Ley, ¿se mueve?

El Ganzo Rojo

Como sea que se haga, si meten o no (parece que será hasta febrero o marzo) la iniciativa de Ley de Movilidad que tanto cacaraquean tanto, unos porque se presente y otros porque no se presente, el meollo del asunto es que se necesita avanzar en esta materia en Baja California Sur, digo, si es que realmente queremos caminar hacia el desarrollo y el buen vivir.

Independientemente de lo que suceda con la famosa iniciativa de Ley de Movilidad que en estos días los amigos de Morena han rechazado para ser leída en el Congreso del Estado por dos ocasiones consecutivas (Nada más faltaba que parafrasearan a Paco Ignacio, pero afortunadamente, si lo hicieron no fue público), una de las primeras acciones que el gobierno (en sus tres niveles) debe de implementar, es la de pavimentar (las que no lo estén) y rehabilitar todas y cada una de las vialidades que son o serán usadas para cubrir las rutas del transporte público, en todos los municipios.

Esto tan solo, representa una muy buena cantidad de dinero, y para ello sugiero que desde este momento se vaya nombrando un consejo o comité ciudadano, que sea el que tenga la responsabilidad de vigilar peso por peso del recurso que se aplicaría en cada una de las obras y de poner ojo avizor para que los responsables de obra asignados por parte del sector público para cuidar que los trabajos se lleven a cabo con el tipo de material estipulado en los proyectos y no nos den “gato por liebre”. Que es lo que hasta el momento sentimos, al ver la asquerosa y pésima calidad de obras que tenemos.

Es urgente y necesario que las rutas de transporte público estén bien definidas y que a su vez, se construyan paradores apropiados y modernos para que el usuario pueda hacer uso de este servicio de manera honorable, por lo que al ser Baja California Sur un lugar donde la estrella mayor brilla casi todos el año y brilla duro, todos estos paradores deben de tener un buen techo que cobije a los sudcalifornianos de a pie.

Si se pretende pedirles a los gremios del Servicio Público de autobuses en los cinco municipios que modernicen sus flotas, es necesario garantizarles que el costo de mantenimiento será menor al tener vialidades en perfecto estado y no como ahora, que más bien pareciera que le están dando servicio a quienes habitan en un planeta como la luna o marte, lleno de hoyos (en San José del Cabo la palomilla hasta plantas siembre en ellos), charcos, grietas, drenaje, tierra, piedras, oscuridad,etcétera.

Algunos problemas viales, a veces se pueden solucionar con tan solo poner la señalización apropiada.

Es por eso que es preciso que los responsables de la señalización en las ciudades y en las carreteras, tanto federal, como estatales y municipales se actualicen y modernicen todos y cada uno de los puntos neurálgicos y de gran afluencia vial, desde pintura en banquetas, cruces, señales de alto, precaución, paso peatonal, zonas escolares,y todas la señalética necesaria para prevenir lo más que se pueda los accidentes y con esto de manera paralela empezar a buscar un cambio en la actitud de los automovilistas para que pongan la cortesía y amabilidad por delante, antes que su posible intención de bajar el reloj con uno o dos acelerones a sus unidades.

En lo que respecta a los taxistas y la posible entrada del esquema UBER, más vale que los compas taxistas pasen saliva porque esto se va a dar, tarde que temprano, de hecho ya está prácticamente funcionando tanto en la Paz, como en Los Cabos y será cuestión de semanas para que todos nos acostumbremos a que existe este servicio alternativo. Lo que tienen que hacer los gremios de taxis, al estar bien organizados (sic), es negociar con las instituciones pertinentes para que se les otorguen alternativas para cambiar sus unidades de manera que les permita bajar los precios y así pode entrar a la competencia de una manera más equilibrada.

El Gobierno NO puede ignorar que quienes hasta el momento laboran en estas unidades (algunas ya obsoletas) tienen años y años viviendo de esto, por lo que es necesario tenderles una mano para su transformación o ofrecerles una alternativa congruente y posible.

Lo que sí es de puntualizarse, es que debe ser la autoridad quien ponga orden en este conflicto y para ello, desafortunadamente los amigos de Morena le aventaron una cubetada de gasolina a la hoguera al hacerse los occisos y no sentarse a discutir esta Ley en el Congreso, cuando supuestamente ya se habían presentado propuestas de los diversos sectores sociales del estado y en todos los municipios y la iniciativa llegaba integrada (SUPUESTAMENTE) tomando en cuenta las sugerencias de estos sectores.

La politicada le dio pa’ tras ala iniciativa y ahora tendremos el problema en las calles hasta (por lo que dicen) el mes de febrero o marzo, esto es, más de 60 días. Esperemos que las autoridades se pongan las pilas y se preparen para sofocar cualquier conato de incendio.

Sirenas de Acapulco

1

dolores 1Platicando con Susana Amador , me hizo recordar que mi Mamá, María de Los Dolores Eugenia Francisca Rodríguez “de Chávez” (QPD), (conocida en Baja California Sur como “Lola” o “Lolita”), trabajó en los años 50’s en Acapulco como sirena .

Mi Madre platicaba que en ese entonces tenía el pelo laaaaargo y en los botes de fondo de cristal que paseaban a los turistas por la bahia, mientras los guías les tiraban un rollote a los paseantes sobre míticas criaturas que en el océano vivían, ella, se bajaba en traje de baño por atrás de la lancha y  “despichadita” (a escondidas), pasaba por abajo buceando, mientras el guía decia: Miren!!,… una sirena!!!,

jajajaja Mi mamá se divertia mucho contando esto.

ERA UNA PROFESIÓN EN ACAPULCO…. LAS SIRENAS.