Ese Mar…

cardon

Ese Mar…

bermejo a veces

que especies varias resguarda,

amenazadas.

 

Ese Mar…

que por el conquistador nombran

donde hoy las líneas de sangre penetran,

despiadadas.

 

Ese Mar…

Donde hombres sin alma

en su mirada muestran hielo….

menospreciando la vida,

y el futuro.

 

Ese Mar…

Encerrado por costas milenarias

que resguardan el cenit de las especies…

revelará algún día,

su feroz respuesta.

 

long liners

Ese Mar…

Jamás lanzará advertencias

de no atentar contra su esencia…

y de milenarios tiempos,

vendrá por su venganza.

 

Ese Mar…

Escupirá a esos hombres

por violentar espacios…

arriesgando su prole,

y su propia especie.

 

 

Ese Mar.

Estuardo escarlata

¡Hay! San José, como me dueles

Ni los conjuros de tus poderosos Guamas

pudieron conservar tu estirpe.

 

Añuiti ahora es de color Rojo…

Ya no es esperanza de galeones, de Manila.

Ni resguardo de orgullosos Pericúes

ni aliento de Guerreros de bronce

¡No!, ahora escarlata, es la Aguada Segura.

 

¡Hay!  tierra de los Coras

ni tus raíces del desierto, de mezquite y palma

penetraron la salvaje inteligencia.

 

Hoy, el Estuardo se revuelve entre tripas

maldiciendo su generosa  empatía,

ante embates de su misma prole,

de su aliento y su linaje,

que envenenan, destruyen y lo olvidan.

 

¡Hay!, esencia Pericúe,

donde escondes tu blandir,

¿Dónde ocultas tu orgullo y tu alma?

 

El embrión que antes protegías

hoy es perro rabioso

y con sus fauces te desgarra

Y monstruosamente se revuelve

por venenos, dinero y tierra.

TARSIS

Nueva imagen (3)

Tarsis!, Tarsis!

¿Dónde estás ahora?

Dónde tu aplomo, dónde tu proba gallardía.

Yenekamú: ¿Y  tu arco? ¿y tu alma?

¿Dónde tu legado extinto?

 

El invasor en silencio

caminado ha, sobre los vientos.

Y como nunca imaginaste,

hoy revienta en sangre y fuego

el temor de nuestros viejos.

 

Tarsis siempre bella,

no pensaba en la muerte;

ni lo monstruos bamboleantes

que abortaban dos cabezas

Inquietaron a su Alteza.

 

Tarsis!, Tarsis!

¿Dónde estás ahora?

Yenekamú: ¿dónde tu legado extinto?

Vuestra sangre hermana misma

es la causa de su olvido.

 

Y arribaron y llegaron

desde tierras no lejanas

se sentaron en tu fuego,

y tu historia pisotearon

con veneno en sus entrañas.

 

Tarsis no pensaba en la muerte;

entre Amazonas y Guerreros,

caracolas, conchas y arena,

ni Ulloa, ni el franciscano,

mellaron su lontana estirpe.

 

Tarsis!, Tarsis!

¿Dónde estás ahora?

Impotentes pinturas en las rocas

Por los siglos se agitan y estremecen

Pericúes: ¿Y su tierra?

 

Hoy tus hijos nuevos mueren diario

por ponzoña mal venida,

dementes usurpantes que pululan

mercadeando espejos de lujuria,

por tus calles y avenidas.

 

Tarsis vivía en paz y calma,

con princesas y animales.

Desde el Arco hasta el estero

Y sin cuidarse las espaldas,

platicaba con los mares.

 

Yo soy Guama el poderoso.

Mas sin tu esencia no hay mirada,

urge del desierto y las aguas,

la fuerza de tus ojos y tu alma,

Tarsis, ¡Tu pueblo te proclama¡

 

Ángel Jorge Chávez Rodríguez      Marzo 2017

 

Cascadas de Arena

Hay granitos de arena que caen al mar,

lentamente, como desafiando el tiempo,

huyendo de una ciudad,

…que tiembla.

 

Hay granitos de arena que caen al mar,

sin ritmo, como ignorando el orden,

escapando de una sociedad,

…que llora.

 

Oh! si tan solo supieran,

que en su arrítmica caída,

cada uno lleva,

pedazos de mi destiempo.

 

Si tan solo supieran,

que al caer destrozan,

la esperanza tan urgida,

por los tiempos de los tiempos.

 

Si pudieran en su viaje,

dejar a flote una maleta,

y adentro solamente,

un fragmento de esperanza.

 

Un grano de arena tan solo necesito,

para volver mis ojos a mi pueblo,

un grano solamente,

antes de que El Arco …caiga.

Así es…

 

Los Pueblos, amigo,

Despiertan al alba…

 

Silencio…

Que en el firmamento

las estrellas gritan

…pidiendo justicia.

 

Silencio…

Que en el bosque indescifrable

animales y hombres se confabulan

…por una paz digna.

 

Un escarabajo que habla

se burla y cuestiona,

dice que donde está

la democracia que pregonan?

 

En algunos lugares

privilegia inconforme

el sentimiento impotente

que grita…temblando.

 

En otros lugares

la inconsciencia permite

que hermanos vivan,

en paz,…por ahora.

 

Paciencia, paciencia,

piden algunos,

otra vez ofrecen,

la fórmula opresora.

 

…Que entierra!

 

Entierra muertos que gritaron,

que escribieron,

que hablaron, que

…Pensaron?

 

Muertos cargados

de antepasados oprimidos

sangrantes ideas que afloran

ante el hambre que duele.

 

Dolor que produce nausea,

vómito de gobiernos no queridos

odiados feudos que humillan

…y asesinan.

 

El tiempo, como todo,

como aspirina actúa;

Aunque ahora, el dolor rebasa

el pasajero remedio.

 

Los pueblos, amigo,

¡Despiertan al alba!.

 

 

El Tren de Peñasco

Me despertó un lamento

desiertoaltar

largo, profundo, hondo

…y recordé el desierto.

…y recordé la muerte.

 

Era un llamado del tiempo…

 

Un lamento duro, hondo, sonoro

…de la Sierra Negra.

Que en sus lánguidos ecos deja

…pedazos tristes de su historia.

 

Era un grito ancestral, longevo…

 

Más que sangre y sudor humano

vertidos al compás del marro.

…levantando el polvo.

…clavando el hierro.

Era un llanto de la tierra misma…

 

Malpaíces, Sandieguitos,pinacate1

…que reclaman su olvido.

Pápagos que de su arena emergen,

…señalando su exterminio.

 

Era el despertar de la sangre yerta.

 

El mounstruo de hierro importunó al tiempo

y los dueños de las dunas emergieron

…cual fantasmas de arena.

…vibrados por los rieles.

 

¡Sí! me despertó un lamento viejo.

 

AJCHR 4-02-2012

 

Ayer… ¡Me acordé de tí!

1

Ayer, cuando miraba al mar,
entre piedras negras
y arena blanca,
recordé su rostro…
y dolía.

Ayer, al caminar,
cuando la luna clama
al sol su día…
me perseguían sus ojos…
y quemaba.

¡Maldita playa blanca!

¡Pues me arrastré en la arena!
y cada grano que tocaba…
era un poro de su piel.

Y nadé…¡sí!
nadaba…
nadaba en ella.

¿Sabes qué?
¡Sí! nadaba en tí.
Y como entonces fué,
cada grano de tu cuerpo…
me rasgaba a mí.

Y me arrastré en la arena,
restregando mis dolores,
en recuerdos…
ya sin ti.

¡Maldita playa blanca!
¿Porqué tenías que estar ahí?10592113_10153247410236084_1510552976_n