¿Cuántos muertos más, SCT?

El Marlin Rojo

Hace tiempo que escucho declaraciones a diestra y siniestra sobre la indiferencia por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) en cuanto a su responsabilidad sobre el diseño y seguridad de la carretera transpeninsular en el corredor turístico, mismo que una y otra vez se ha tenido que modificar en diversos tramos para arreglar lo que desde un principio se debió haber hecho bien.

Desde la modificación de los retornos tanto en la zona de la entrada a la Universidad de Tijuana cerca de Cabo San Lucas, como en el área de Cerro Colorado cerca de San José del Cabo, además de las modificaciones a las salidas de algunos desarrollos turísticos emplazados en ésta área.

Esto, aparte de la irresponsabilidad de mantener la carretera a oscuras en este tramo de cerca de 30 kilómetros alegando que es responsabilidad del Ayuntamiento cuando desde siempre se supo que es responsabilidad de la SCT, independientemente que desde la administración de René Núñez se hiciera la compra de los más de 600 lámparas de alumbrado público que en el 2010 fueran instaladas a lo largo de este corredor turístico de Cabo San Lucas  San José del Cabo con una inversión de 24 millones de pesos aproximadamente, y que tras ser destruidas totalmente por el huracán Odile, fueran restituidas por la federación con otras lámparas supuestamente replegables que a la hora de la hora nadie se responsabiliza totalmente.

SCT de vez en cuando viene y repara algunas luminarias y sectores apagados (se roban el cableado) pero no aciertan jamás a encontrar una solución de fondo.

El problema finalmente es que mientras son peras o son manzanas, ciudadanos siguen muriendo a causa de esta falta de responsabilidad, profesionalismo y honestidad de nuestras autoridades con, diría yo, la responsabilidad compartida por colegios de Ingenieros y Arquitectos y la sociedad en general, al no poner un alto a esta flagrante omisión de quienes deberían haber hecho las cosas bien desde el principio.

¿Cuantos tienen que morir para que la autoridad, sea ésta cual sea, se aplique y solucione los problemas de fondo en todos los tramos de la carretera?, tan solo recordemos como el famoso puente del bordo y Leona Vicario, tuvo que ser reconstruido porque a “alguien”se le olvido el regreso de SJC a la Delegación.

Pero para colmo, al hacer este arreglo, se les volvió a olvidar corregir la bajada hacia la Delegación donde este domingo perdiera la vida un menor de edad.

Cuantos tienen que morir para que solucionen este problema, además de la entrada de La Paz a Cabo San Lucas desde la altura del Centro de Justicia (Policía y Tránsito) hasta Soriana, donde los automovilistas llegan aún con toda la “viada” de la carretera federal y no atienden los pocos topes que existen. Además que ahora pretenden hacer otra salida a la altura de la gasolinera y entrada por el hotel La Roca (y no es anuncio, que conste).

Esta zona debería tener mas señalamientos precautorios y algunas zonas con vibradores para obligar a bajarla velocidad, o tal vez un semáforo arriba para parar de tajo la entrada  a una velocidad que pone en peligro la vida de los cabeños y los no tan cabeños.

Los accidentes en estas áreas son casi de todos los días.

Definitivamente creo que las autoridades tanto de SCT, como de Policía y Tránsito, así como organismos camarales y Colegios, tendrán que hacer otra mesa independiente para tratar exclusivamente el problema que la SCT ha ocasionado e nuestro destino turístico, con su total Negligencia.

La experiencia que se tiene con la SCT en los Cabos es totalmente amarga hasta el momento, por lo menos, en los últimos 10 años, tan sólo basta recordar al exdelegado de esta dependencia federal Alejandro Cruz Olivera,  que llegó directamente desempacado de la ciudad de Puebla y que sólo nos dejó dolores de cabeza y malos ratos.

Sin embargo, tras analizar a su reemplazo,  Eleazar Gutiérrez Magaña, tal pareciera que para ser delegado de la SCT se tiene que ser apático, frío e insensible, porque hasta el momento los últimos funcionarios que han ostentado este cargo, han preferido voltear la cara hacia otro lado y dar soluciones con curitas en vez de operar y resolver los problemas.

Actualmente el Delegado de SCT es Sergio Herrera Concha, aunque corriera el rumor hace unos meses de que había renunciado, seguramente se dio cuenta de las tropelías que le dejaron y el gran paquete que le aventaban al hombro.

Aunque ya prometió que en diciembre el derrumbe de la carretera cerca de Elías Calles será finalmente corregido(Aún tenemos nuestras dudas).

Esperemos que tras la muerte de este menor de edad en el Puente del Bordo y Leona Vicario, el Delegado y las autoridades competentes(¿?) se sienten a buscar la solución a todo este que se comenta, no sólo enéste espacio, sino en toda y cada una de las casa de Los Cabos.